Federación Costarricense de Atletismo FECOA
No te pierdas

Una costumbre de campeón

Geoffrey Kamworor es considerado, por méritos propios, una de las grandes estrellas del atletismo internacional y ha cautivado en esta última semana a gran parte de sus aficionados.

Además de su incuestionable calidad como atleta, se une un carácter humilde, que ha enamorado a los aficionados del atletismo.

Su anécdota en el hotel de concentración es la mejor muestra de un atleta, que llegó al profesionalismo con 16 años y cuyo futuro promete ser brillante.

El día después de coronarse campeón, su compañero de habitación Álex Korio fue a tratarse de unas molestias, miembros de la organización acudieron al hotel para recoger las camas de Korio y, cuando entraron en la habitación, sorprendieron a Kamworor haciendo su cama… y ya había terminado la de su compañero.

Los asistentes le dijeron que no era necesario, que el hotel tenía su servicio de limpieza, y que era algo que iba incluido en el precio.

También fue llamativa la forma en que el atleta se lo tomó, Kamworor se sintió avergonzado y se excusó diciendo que sólo pretendía ayudar. Además de su gran trabajo diario como deportista, parece que el secreto del campeón está en la humildad.