Federación Costarricense de Atletismo FECOA
No te pierdas

Se retira una grande

La saltadora de altura española Ruth Beitia, campeona olímpica en Rio 2016, anunció  la semana pasada su retiro de las competiciones de atletismo.

Pero, sabe usted ¿quién fue? ¿qué ganó? ¿de donde era? Aquí repasamos un poco de su historia como atleta internacional.

Ella nació en abril de 1979, es la menor de cinco hijos todos atletas, sus padres son jueces deportivos, de ahí su amor por el deporte.

Es diplomada en Fisioterapia, técnico en Actividades Físicas y Animación Deportiva y monitora de atletismo.

Desde sus 11 años conoció a su único entrenador, Ramón Torralbo y con él destacó en carreras de fondo y de campo traviesa pero con él encontró el salto de altura, disciplina en la que se lució internacionalmente.

Batió su primer récor español al aire libre en 1998 saltando 1,89 m, luego superó varias veces esta marca hasta superar los 2,02 m, con esto, fue la primera española en superar la altura de dos metros y la novena mejor marca mundial de 2003.

Fue 12 veces campeona de España al aire libre (entre 2003 y 2016) y 15 veces campeona en pista cubierta desde 2003 hasta 2016.

Campeona de Europa al aire libre en 2012, 2014 y 2016, y medalla de bronce en el Campeonato Mundial 2013.

Bajo techo consiguió dos medallas de plata y otras dos de bronce en los campeonatos del Mundo en pista cubierta y un oro, cuatro platas y un bronce en los campeonatos europeos.

Se proclamó campeona olímpica en Río, en el 2017, fue galardonada con el Premio Reina Letizia por sus éxitos en el 2015, entre los que se incluye la Diamond League.

Luego de todos estos logros, Beitia anunció su retiro diciendo que sus años de trayectoria han sido muchos y que ha expuesto su cuerpo al límite en muchas situaciones.

 “La situación a la que nos enfrentamos hoy es contaros que dejamos nuestra vida deportiva” dijo la saltadora española, que estuvo ante los medios acompañada por su entrenador Ramón Torralbo.

A pesar de su oro en los Juegos de Río 2016, este año en el Mundial de Londres quedó de última en la final del salto de altura.

Y muchos medios afirman que este mal puesto en la capital británica parece haber sido el punto de inflexión que ha llevado a Beitia a tomar esta decisión.

“Es mi último Mundial. Dos años más hasta el próximo no creo que este cuerpo aguante. Me voy con sensaciones encontradas”, afirmó la atleta en cuyo ánimo rondaba la posibilidad de irse en el momento en que no lograra rendir como ella deseaba.

Precisamente sus últimas lesiones parecen haber tenido mucho que ver para que deje la competición la considerada mejor atleta española de la historia, que ya desde pequeña vivió rodeada por el atletismo.

Beitia con 38 años, pone fin a una carrera de 21 años como saltadora, en los que ha acumulado 15 medallas internacionales, 2 Ligas de Diamante y 29 títulos nacionales.